Defensa cerró el torneo igualando ante Boca en la Bombonera

Defensa cerró el torneo igualando ante Boca en la Bombonera

Defensa y Justicia terminó el torneo empatando 0-0 frente a Boca de visitante. El Halcón mereció ganar el encuentro porque tuvo chances como para hacerlo, pero casi lo pierde de no ser por Gabriel Arias, que contuvo un penal inventado por un paupérrimo Echenique.

 

Y fue empate. Defensa visitó a un Boca BA, porque eran más los denominados suplentes que formaron el once inicial que los titulares. Carlos Tévez, por ejemplo, ni siquiera estuvo en el banco de suplentes. Y eso se notó. Defensa lo superó de principio a fin, se vio en la cantidad de llegadas que tuvo como para concretar, pero ya sea por impericia en la definición, mala suerte y varias atajadas de Guillermo Sara, no lo pudo aprovechar. Y hasta lo pudo perder, de no ser porque Gabriel Arias le contuvo el penal a Carrizo que inventó Echenique, y que el tiro libre ejecutado por este mismo jugador se estrelló en el poste. Fueron las únicas dos veces que los bosteros vieron arco.

Ya desde el inicio Defensa mostró intenciones de ser protagonista y plantársele de igual a igual a un rival, si bien de nombre era una cosa, técnicamente se notaba que era inferior. El Halcón le sacó la pelota y prácticamente el local no tuvo llegadas. Defensa ya había mostrado intenciones, y tuvo varias chances, en el primer tiempo el que más se acercó fue Eugenio Isnaldo, que en una gran jugada, enganchó dentro del área y definió cruzado pero Sara se quedó con la pelota.

En el segundo tiempo, el mismo Isnaldo la tuvo pero la tiró por arriba. Hubo un cabezazo de Barboza que pegó en el poste y también un disparo cruzado de Bordagaray que atajó Sara. El mismo Sara también le aguó el gol a Cardona que, habilitado a pesar de un achique mal tirado por la defensa local, definió de volea al bulto. ¿Boca? Una vez sola exigió a Arias. Y fue a través de un penal que solo vio Echenique, en un pase que le pegó en la cara a Barboza. Hizo un ademán con la mano, pero era notorio que no le había pegado ahí. Carrizo se encargó, y definió débil, al palo derecho de Arias, que adivinó la intención y se quedó con el balón prácticamente sin dar rebote, haciendo que todos los celulares con camaritas y flashes encendidos para grabar el gol, se los metieran en el traste. Después el mismo Carrizo ejecutó un tiro libre por el sector derecho a la altura del punto penal: se estrelló en el poste y salió. Fue lo único que hizo Boca en todo el partido.

El partido finalizó sin abrirse el marcador. A los jugadores de Defensa se los vio conformes, pero seguramente con el sabor amargo de que se podría haber ganado tranquilamente. Finalmente se contabilizaron 25 puntos y Defensa terminó cuarto en su zona y octavo sobre treinta equipos en la general. Una gran campaña que no se pudo premiar con una clasificación para alguna copa. Pero el deber cumplido de permanecer en la categoría casi sin despeinarse y conseguir un colchón aceptable en los promedios pensando en el próximo torneo. De todas maneras, también deberá hacer una campaña similar para no correr riesgos. Pero eso, será otra historia. Esta, se terminó. Sólo falta el partido por Copa Argentina ante Talleres, el próximo miércoles.

Comentarios